Necesidades verdaderas, necesidades falsas.

En el día de hoy vamos a hablar sobre las necesidades. Según la pirámide de Maslow hay 5 niveles, teniendo en cuenta que se debe empezar a satisfacer primero aquellas que se encuentran en la parte inferior e ir subiendo poco a poco. Estoy de acuerdo en algunos puntos, pero he establecido mi propia pirámide de tan solo dos niveles, las necesidades verdaderas y las falsas.

Dentro de las verdaderas se encuentran todas aquellas que están en el primer nivel de la pirámide de Maslow, pero con la salvedad de que incluyo otra que el incluye en otro nivel, la autorrealización. De esta forma, en el nivel de las necesidades verdaderas queda expuesto la comida, la bebida, un sueño reparador, necesidades sexuales, respiración, necesidades fisiológicas y la autorrealización entre otras. Es decir, si tu no comes o no bebes no serás feliz pues estarás de mal humor, si no duermes estarás cansado, si no cumples tus necesidades sexuales estarás irritado, si no respiras te mueres, si no vas al baño no tendrás salud y si no te autorrealizas tu vida no tiene sentido.

En el siguiente nivel se encuentran las necesidades falsas como el reconocimiento…¿reconocimiento de quién? Eso es la satisfacción del EGO porque solo necesitas tu reconocimiento. Si bien es cierto que el reconocimiento de la gente por una actividad que realizas puede ser satisfactorio pero solo si te lo tomas como… la gente me reconoce porque lo hago bien… pero no si te lo tomas como… bien, soy mejor que tú.

Otra necesidad falsa es gran parte de lo material, pero solo es falso cuando en realidad lo haces por sentir que tienes un mejor coche que el resto, un mejor móvil que el resto, un mejor ”tal” que el resto… sin embargo es positivo cuando realmente lo necesitas. Si trabajas a 100 kms de tu casa es evidente que te hará falta un coche y te producirá un sentimiento y no una emoción (que más adelante explicaremos la diferencia). Si te compras una televisión aún teniendo una que funciona perfectamente y casi de las mismas características es probable que te produzca una emoción pero no un sentimiento ya que solo quieres rellenar un vacío sentimental que es imposible hacerlo mediante lo material. Por ello la alegría solo durará unos días. Creo que me vais entendiendo y por ello tenéis que ser conscientes de aquello que es verdadero y de aquello que es falso para poder controlar vuestra vida a nivel emocional.

¿Cómo detectar necesidades falsas y verdaderas?

Durante muchos años me estuve preguntando sobre cómo saber si una necesidad era verdadera o fruto del ego y falsa. Aprendí que una gran pregunta siempre soluciona o arroja luz a una duda. Así que pensando y pensando llegué a la conclusión de que la pregunta correcta era… ¿Haría esto si estuvieses solo en el mundo?¿Llevaría a cabo cierta acción si nadie pudiera verla?

Es así como yo suelo detectar las necesidades verdades. Subir una foto a Instagram o una historia sobre tus vacaciones no es algo que hiciéramos si estuviésemos solos en el mundo ¿O acaso perderías tu tiempo colgando algo que nadie vería? Tampoco creo que te preocupase en invierno si un abrigo es más bonito que otro mientras abrigase. No creo que necesitases el más bonito, sino el más acogedor. Esto son ejemplos de necesidades falsas.

Por otro lado… ¿Respirarías si estuvieras solo en el mundo?¿Dormirías si estuvieras solo en el mundo?¿Comerías si estuvieses solo en el mundo?¿Harías tus necesidades fisiológicas si estuvieras solo en el mundo? Evidentemente sí, esto es necesario para simplemente vivir. Son ejemplos de necesidades verdaderas.

Entonces, la conclusión final es… ¿Hay demasiadas necesidades falsas?¿Por qué no enfocarnos en las pocas verdades?¿Por qué nos enfocamos más en las falsas? Creo que para ser feliz debemos de comprometernos con la mejora de nuestra respiración, alimentación, descanso y necesidades fisiológicas.

Después podrás dar rienda suelta a tus necesidades del EGO, pero te aseguro que restarás tiempo a esa mala inversión.

Un saludo desde Futugreen y espero que os registréis en la Red Social del bienestar.

Publicaciones Similares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *